Lerwick

El foco de la vida comercial de Shetland
Las paredes imponentes del Fuerte Charlotte 
El Museo de Shetland

Buscá tu crucero por el Norte de Europa

Lerwick

La vida al ritmo de la marea

Lerwick, el puerto donde tu crucero MSC  espera por tu regreso, es en gran medida el foco de la vida comercial de Shetland.


 
Todo el año, su puerto protegido está ocupado por barcos pesqueros y de carga, así como también por embarcaciones especializadas que incluyen aquellas encargadas de suministrar plataformas petrolíferas, quienes realizan estudios sísmicos y embarcaciones navales que se encuentran en el  Mar del Norte. En el verano, el  muelle cobra vida, con la visita de yates, cruceros, embarcaciones históricas como el Cisne resturado y el velero ocacional.

Detrás del antiguo muelle se encuentra el centro de la ciudad, constituido por una larga calle principal, la Calle Comercial revestida de piedra, cuya forma estrecha y sinuosa, se encuentra a una cuadra de la Explanada, proporciona protección contra los elementos incluso en los peores días.  Desde allí, las calles estrechas, conocidas como cerradas, se elevan hacia el oeste hasta la nueva ciudad victoriana. El extremo norte de la Calle Comercial está marcado por las altas murallas del Fuerte Charlotte,  comenzado por Carlos II en 1665, e incendiado por la flota holandesa en agosto de 1673, y reparado y nombrado en honor de la Reina de George III en 1780.


La exhibición en Museo de Shetland, en un edificio costero construido especialmente, incluye réplicas de un tesoro de plata Picta encontrado en la localidad, la Piedra de los Monjes, que se cree que muestra la llegada del cristianismo a Shetland.


Los Cruceros de MSC por el Norte de Europa, también ofrecen excursiones a Scalloway, que alguna vez fue la capital de Shetland, que sin embargo disminuyó en importancia durante el Siglo XVIII cuando Lerwick creció. Hoy en día, Scalloway es un lugar tranquilo, aunque su puerto tiene mucho movimiento.

La ciudad está dominada por el imponente Castillo Scalloway, una torre fortificada construida con trabajos forzados en 1600 por el infame Conde Patrick Stewart, que celebró la corte en el castillo y se ganó la reputación de crueldad y corrupción.

Qué ver en Lerwick

Descubre nuestras excursiones

    Reino Unido

    Dios Salve a la Reina
    Dios Salve a la Reina

    El Reino Unido no es un solo país sino cuatro: Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, y una multitud de identidades culturales. Que Dios te proteja si se te ocurre llamar “inglés” a un escocés o a un galés.


    No podés perderte Londres durante tus vacaciones en Reino Unido; la capital es uno de esos lugares que deberían ser obligatorios en cualquier itinerario. 

    Brighton y Canterbury ofrecen diferentes alternativas: la primera de ellas es una viva localidad costera, la segunda una de las ciudades británicas medievales más bonitas. 


    En el suroeste de Inglaterra se encuentran los escarpados páramos de Devon, la costa rocosa de Cornualles y la histórica ciudad termal de Bath, mientras que los principales atractivos de la Inglaterra central son las ciudades universitarias de Oxford y Cambridge

    Un poco más al norte encontramos las antiguas ciudades industriales de Manchester, Liverpool  y Newcastle, que son lugares vivos y rejuvenecidos, y York, con sus magníficos tesoros históricos, aunque es el paisaje, especiamente los altiplanos del Distrito de los Lagos, su mayor atractivo. 


    A los mejores lochs (lagos), glens (valles) y peaks (picos) de Escocia y a los magníficos paisajes de las islas de la costa occidental, se puede llegar fácilmente desde Glasgow y Edimburgo, que probablemente cuenta con el paisaje urbano más impactante de Gran Bretaña. Por último, un crucero por Reino Unido no es tal sin una parada en Irlanda del Norte, con su capital Belfast y la espectacular Calzada de los Gigantes.