Heligoland

Déjate sorprender por los coloridos edificios

Heligoland es una larga y estrecha isla de piedra arenisca roja que visitaremos durante el crucero de MSC por el Norte de Europa.
Heligoland, que antaño fue una importante base naval, estuvo bajo ocupación británica durante varias décadas y pasó a formar parte de Alemania a finales del siglo XIX. Bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, los británicos trataron de borrarla del mapa, e incluso después de la guerra, la RAF la usó como campo de tiro.

Hoy en día, como verás durante tu crucero con MSC, Heligoland es un popular destino turístico dividido en la parte baja (Unterland) y la parte alta (Oberland). Lo primero que verás son los edificios del puerto donde amarran los barcos procedentes del continente, el sanatorio y el ayuntamiento. Podrás visitar el interesante Aquarium BiologischeAnstalt, situado en Kurpromenade y dedicado a la fauna y la flora marinas del mar del Norte.

Gracias a la corriente del golfo, la fauna y flora de estas tierras es realmente única. Los pueblos de la isla son tan pintorescos como bonitos y están repletos de casas de todos los colores. Heligoland, un oasis de fuentes termales, en realidad está formada por dos islas, como comprobarás durante las excursiones: en la isla principal podrás ver claramente los acantilados de piedra arenisca roja más conocidos como los Lummenfelsen, la roca ave; mientras que la segunda, Düne, es una gran franja de playas habitadas por varias colonias de focas.

En el 2011 los habitantes de la isla celebraron un referéndum que rechazó un proyecto para unir las dos islas mediante un puente. Heligoland se caracteriza por una inusual formación rocosa llamada Lange Anna (Anna la larga), un “campanario” de 50 m de alto aislado del resto del acantilado, situado en el extremo norte de la isla y cuyo color rojizo contrasta vivamente con el azul de las aguas del mar del Norte.

cruceros desde / a Helgoland en 2024

excursiones y actividades Helgoland